¿Cómo se forman las mareas?

Introducción

El fenómeno de las mareas siempre ha sido una fuente de fascinación y curiosidad para la humanidad. Es sabido que las mareas tienen una relación cercana con la Luna, pero ¿cómo se llega a esa relación? En este artículo, analizaremos la formación de las mareas, su relación con la Luna y el Sol, y los efectos que tienen en los océanos y costas.

¿Qué son las mareas?

Las mareas son el cambio periódico en el nivel del mar que ocurre dos veces al día en la mayoría de las costas del mundo. Esto se produce cuando el agua del océano sube y baja debido a la atracción gravitatoria de la Luna y el Sol.

La relación entre la Luna y las mareas

La Luna es el principal factor que influye en el nivel de las mareas. La Luna ejerce una fuerza gravitatoria sobre la Tierra, que produce una deformación en el campo gravitatorio, causando una elevación del nivel de agua del océano en la parte orientada hacia la Luna y una disminución en la parte opuesta. Cuando la Luna está directamente sobre el ecuador, la atracción gravitatoria se distribuye uniformemente en la Tierra y por lo tanto, la elevación en el nivel del agua es menor que en otras áreas. Por otro lado, en los polos, la atracción gravitatoria es mayor debido a la menor distancia entre la Luna y la Tierra. Esto significa que las mareas son más altas en los polos que en el centro de la superficie de la Tierra. Es importante mencionar que el período entre dos mareas altas sucesivas no es exactamente de 24 horas, sino de 24 horas y 50 minutos. Esto se debe al ciclo de rotación de la Tierra, que tarda 24 horas en completar una vuelta, pero durante ese tiempo la Luna también se ha movido alrededor de la Tierra, lo que resulta en un desfase.

La relación entre el Sol y las mareas

El Sol también tiene una influencia en la formación de las mareas, aunque es menor que la Luna. La atracción gravitatoria del Sol es aproximadamente la mitad de la Luna, pero como el Sol está a una distancia mucho mayor de la Tierra que la Luna, su efecto es solo uno de tercera magnitud. Sin embargo, dos veces al año, durante los equinoccios de primavera y otoño, la atracción gravitatoria de la Luna y el Sol se suma, produciendo un aumento en la altura de las mareas; a este fenómeno se le conoce como mareas vivas. En contraste, durante los solsticios de verano e invierno, la atracción gravitatoria de la Luna y el Sol se contrarresta, lo que resulta en una altura de marea reducida; se le llama mareas muertas.

Los tipos de mareas

Existen dos tipos principales de mareas: las mareas diurnas y las semidiurnas. Las mareas diurnas ocurren una vez al día, mientras que las semidiurnas, como su nombre indica, ocurren dos veces al día.

Mareas diurnas

Las mareas diurnas son causadas por la interacción del Sol y la Luna con los océanos, pero la forma exacta en que se forman es más complicada que las semidiurnas. Las mareas diurnas son más comunes en áreas costeras con bahías poco profundas o estuarios.

Mareas semidiurnas

Las mareas semidiurnas son las más comunes y se producen dos veces al día. La forma en que se forman es relativamente más sencilla que en las diurnas. La marea alta ocurre cuando la Luna está directamente sobre tu cabeza, mientras que la marea baja ocurre cuando la Luna está en el otro extremo del planeta.

Los efectos de las mareas

Las mareas tienen diversos efectos en los océanos y en la vida marina. Influyen en la temperatura y la salinidad del agua, en los patrones de las corrientes y en la erosión y sedimentación en las costas. Además, afectan directamente a las actividades humanas, especialmente en las áreas costeras.

La temperatura y la salinidad del agua

Las mareas influyen en la temperatura y la salinidad del agua debido a que la circulación de las corrientes marinas afecta la distribución de las diferentes capas de agua del océano. La marea alta transporta agua caliente y salada hacia la costa, mientras que la marea baja transporta agua más fría y menos salada hacia el mar.

Las corrientes

Las mareas influyen en los patrones de las corrientes marinas, que son cruciales para la circulación de nutrientes y la vida marina. Las corrientes de marea son más fuertes en los estrechos y en las costas irregulares, donde las diferentes profundidades crean áreas con diferentes velocidades del agua.

Erosión y sedimentación

Las mareas también afectan la erosión y sedimentación en las costas. Las áreas costeras con mareas más fuertes tienen más tendencia a la erosión debido al constante movimiento del agua. Sin embargo, también se pueden encontrar áreas donde las mareas producen una acumulación de sedimentos, de forma que se forman playas.

Actividades humanas

Las mareas afectan significativamente a las actividades humanas en las áreas costeras. Las mareas altas pueden causar inundaciones, erosionar playas y dañar las infraestructuras costeras, como los muelles y los puertos. Además, las empresas relacionadas con la pesca, el turismo y el transporte marítimo utilizan información sobre las mareas para planificar sus actividades.

Conclusión

Las mareas son un fenómeno natural fascinante que resulta de la interacción gravitatoria de la Luna y el Sol con la Tierra. No solo son importantes para la vida marina, sino también para la actividad humana en las áreas costeras. Esperamos que haya sido útil este artículo sobre la formación de las mareas y sus efectos, y ¡manténganse informados sobre el clima y el tiempo!